19 julio 2017

CAMELLAS LLORET:


La casa donde habita Annie Moore es un pequeño hotel localizado cercano a Carcassonne.
Protegida por grandes muros de una casa del S.XVIII, reina el silencio característico de un pueblo de pocos habitantes.
Un proyecto realizado con mucho mimo y cuidando cada detalle hace de este hotel un espacio del todo acogedor.
La entrada es deliciosamente sencilla donde una gran escalera conduce a las habitaciones. Un recibidor que tan sólo alberga una pequeña mesa con unas pocas damajuanas. Una gran y asequible para quien esté pensando en comprar recibidores para el hogar.
Camellas-lloret ofrece cuatro espaciosas habitaciones, con detalles arquitectónicos como molduras en sus techos o chimeneas realizadas en mármol.

Gran parte del mobiliario son piezas antiguas que han sido adquiridas en mercados locales y que han sido cuidadosamente mezcladas con piezas actuales.
Muebles originales para tu hogar que pueden encontrarse en ferias de anticuarios en cualquier punto de la península o tiendas de mueble online y que aportan gran valor, originalidad y personalidad a una vivienda.
Parte de la forma de encontrar mobiliario con personalidad  para este establecimiento fue la búsqueda por los mercadillos de la zona,  algo muy típico, sobretodo en poblaciones pequeñas en esta zona de Francia, donde los propios vecinos vacuna sus casa con objetos a los que ya dan apenas uso y otras personas pueden darle una segunda oportunidad.

Fotografías  decorando sus paredes, antiguas litografías o papeles pintados visten las paredes de las habitaciones, donde la madera natural como pavimento sin tratar en una parte de ella o la baldosa manual hace obtener un ambiente acogedor.
La mezcla de estilo es visible en todas las estancias : el mobiliario vintage de los setenta los muebles provenzales restaurados por la propietaria, junto a colecciones , en su gran mayoría, rescatados del olvido, crean una atmósfera ecléctica y elegante en todo el establecimiento. 

Un jardín rodeado de aromáticas y frutales invita a momentos de relajación o disfrutar de conversaciones en una mesa común.

Productos que saborear típicos de la zona, vinos ecológicos de la región en un hotel familiar y con trato cercano, donde desacelerar estos estivales días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario